FBR - Lo que la Filosofía puede hacer por tu empresa

Lo que la Filosofía puede hacer por tu empresa

Juan Sobejano

Publicación
Publicado el
05 de Noviembre de 2021
7 razones por las que debes hacer uso de la Filosofía en tu proyecto empresarial

Cada vez que he nombrado a la Filosofía en una reunión, en una conferencia o en un taller, noto que siempre hay alguien al que se le erizan los pelos como gato que se pone en guardia. No es para menos. En España la Filosofía se ha enseñado tarde y mal, y siempre ha sido una especie de barrera que había que superar memorizando sin necesidad de comprender. Sin embargo, la Filosofía no sólo es útil para los filósofos, sino para la vida diaria e incluso para los proyectos empresariales

Sólo hemos de ver cómo últimamente se está poniendo de moda la filosofía estoica, como modo de afrontar la vida desde una perspectiva ética y racional. Proliferan los libros en este sentido, algunos a medio camino entre la Filosofía y la autoayuda. Pero no quiero aquí hablar de eso, sino de cómo la Filosofía, con mayúsculas, ayuda a mejorar nuestra capacidad de gestión en cualquier proyecto al que nos enfrentemos en la vida

Tomemos como ejemplo a Descartes. Él fue el fundador, en el siglo XVII, del Racionalismo, una corriente que defendía el poder de la razón para llegar al conocimiento. Su libro clave, El Discurso del Método, estableció una forma de pensar distinta hasta entonces, y que hoy nos parece bastante obvia

Las 4 reglas de ese discurso son:

  • “No admitir como verdadera cosa alguna, como no supiese con evidencia que lo es; es decir, evitar cuidadosamente la precipitación y la prevención, y no comprender en mis juicios nada más que lo que se presente tan clara y distintamente a mi espíritu, que no hubiese ninguna ocasión de ponerlo en duda”. Es decir, no aceptar como cierto nada que no haya sido analizado antes en profundidad.
  • “Dividir cada una de las dificultades que examinare en cuantas partes fuere posible y en cuantas requiriese su mejor solución”. Es decir, analizar los problemas y diseccionarlos para simplificar su resolución.
  • “Conducir ordenadamente mis pensamientos, empezando por los objetos más simples y más fáciles de conocer, para ir ascendiendo poco a poco, gradualmente, hasta el conocimiento de los más compuestos, e incluso suponiendo un orden entre los que no se preceden naturalmente”. Es decir, darle un orden al razonamiento y no reflexionar de manera anárquica.
  • “Hacer en todos unos recuentos tan integrales y unas revisiones tan generales que llegase a estar seguro de no omitir nada”. Es decir, revisar, revisar y revisar.

Como se ve, parecen principios bastante obvios, sin embargo, son una carga de profundidad a la forma de acceder al conocimiento, que no siempre se siguen y eso nos lleva a conocimientos inconsistentes, o a falsos conocimientos. 

Nuestros proyectos empresariales tienen como materia prima el conocimiento, y la Filosofía es clave para un buen acceso a él y para su mejor gestión. 

Razones por las que nuestro proyecto empresarial necesita la Filosofía:

  1. Nos ayuda a pensar mejor. Como he dicho, la Filosofía nos enseña a llegar mejor al conocimiento. A través del Pensamiento Crítico somos capaces de mejorar nuestra gestión de la información y hace más consistente el conocimiento que construimos.
  2. Nos hace más humildes intelectualmente. Leer filosofía nos muestra cómo autores con distintos enfoques pueden ser igual de consistentes en sus construcciones teóricas, lo que nos hace ver que es posible que no tengamos la razón en nuestras ideas y nos abra a otras influencias.
  3. Nos da herramientas para defender nuestras teorías. Lo dicho en el punto 2 no quita para que construyamos teorías consistentes y que debamos defender (siempre estando abiertos a revisarlas), y para ellos la Filosofía nos da muchas herramientas para construir defensas intelectuales sólidas.
  4. Nos hace más libres. Disponer de conocimiento filosófico, y sobre todo de las herramientas que la Filosofía nos da, nos permite tener independencia intelectual y no depender de fuentes de autoridad a las que seguimos no por lo que razonan, sino por quién razona.
  5. Nos abre a nuevos enfoques. En un entorno como el actual, tan abierto y transversal, donde los sectores económicos cada vez pierden más los límites que separan unos de otros, es interesante tener la capacidad de ver desde nuevas perspectivas, de estar abierto a nuevas influencias, incluso de otros sectores, que pueden mejorar nuestra construcción de soluciones a los problemas de nuestra empresa y sector.
  6. Nos hace resilientes. Vivimos en constante inestabilidad, y la realidad nos muestra que lo que hoy es cierto mañana puede ser falso o estar desfasado. Ante esto sólo nos queda la razón para navegar por realidades cambiantes y complejas. Una capacidad de razonar consistente nos va a ayudar a comprender claves y entornos que para otros son incomprensibles, y a encontrar caminos adecuados al cambio.
  7. Te ayuda a hacerte las preguntas correctas. Una de las máximas más importantes que aprendí cuando estudié filosofía, es que más importantes que las respuestas que te das, son las preguntas que te haces. Las preguntas correctas te llevan por el camino correcto y te permiten evolucionar. Las respuestas son estáticas, finitas, son una parada que queremos que sea definitiva, y en muchas ocasiones no estamos dispuestos a cambiarlas.

Estas son algunas razones que creo que justifican introducir la Filosofía en la vida, tanto personal como de las empresas.  Vivimos de nuestras ideas. No es cierto que el principal input de una organización sea el capital, sino el conocimiento, el de toda la organización. Apostar por un pensamiento filosófico supone dar valor a ese conocimiento, dar valor a las ideas, apostar por trabajadores de alto valor añadido, que no se limiten a obedecer, sino también a construir. Aplicar el Conocimiento/Filosofía a las organizaciones supone hacerlas inteligentes, resilientes, innovadoras. Lo otro es la empresa del XIX.

Precisamente, para ayudaros a comprender cómo aplicar la Filosofía y el Conocimiento en vuestros proyectos empresariales, estaré en el Programa Superior de Innovación de Fundesem Business School; a través del módulo Pensamiento Crítico para la Innovación. Un programa que tiene entre sus objetivos el desarrollo habilidades y conocimientos para aplicar prácticas innovadoras en la gestión de la empresa en un contexto fuertemente influenciado por el cambio.

Juan Sobejano
Sobre Juan Sobejano: Fundador, consultor y formador en Innodriven, consultora centrada en el desarrollo de proyectos sostenibles a través del Design Thinking y la economía circular. Hasta el 2020, ha sido experto en Innovación en Izertis. Experto en Dirección Hotelera por ...
Ver más artículos de este autor
LinkedIN
Facebook
Twitter
Youtube