FBR - La Netiquette en las redes sociales

La Netiquette en las redes sociales

Fundesem Business School

Publicación
Publicado el
21 de Junio de 2016
Internet también tiene sus reglas no escritas y normas de educación. Seguirlas ayuda a tener una mejor imagen y aceptación como usuario o marca.

Netiquette es un término que se utiliza para referirse al conjunto de normas de comportamiento general en Internet. Esta nación sin constitución tiene sus propias reglas: una etiqueta a la que la mayoría de usuarios se acogen y defienden en su día a día. Existe lo que es correcto e incorrecto en las redes sociales, existe un lenguaje y existen cosas que están bien vistas, al igual que otras que no tanto.

La Netiquette, en cierta manera, ayuda a ser mejor aceptado y a ser entendido por la audiencia que recibe el contenido sin infringir las costumbres de los propios usuarios del medio. Para comprenderla mejor, se puede resumir en diez cosas que no se deben hacer: el decálogo de prácticas a evitar para no convertir a seguidores en detractores con el paso del tiempo.

1. Mandar invitaciones de todo a todo el mundo: regalos, invitaciones a participar en juegos, para acceder a aplicaciones… Este comportamiento era muy común cuando las Facebook Apps comenzaban a aparecer y todo el mundo quería compartir cada nueva App con todos sus amigos. Por suerte o por desgracia esta moda ya pasó, y ahora los usuarios se han vuelto muy selectivos a la hora de aceptar invitaciones a aplicaciones, por lo que hay que tener muy claro si se puede aportar efectivamente un valor a la persona que se invita a participar de una experiencia conjunta mediante una App que, si se acoge convenientemente, puede ser muy positiva.

2. Hablar a todas horas de «tu mascota». Por ser gráficos, hablar del perro o el gato que se tiene en casa unas cuantas veces y aportar cosas graciosas o significativas a una red social podrá sumar; hablar de ello a todas horas al final dejará de ser interesante. Cambiar «mascota» por «empresa» hará que la analogía se comprenda mejor.

3. Etiquetar indiscriminadamente. Es bueno usar esta técnica cuando se busca resaltar a un grupo de amigos o usuarios de un grupo, pues se les enmarca en un momento o evento especial. Pero –como en casi todo– abusar de ello puede hacer que pierda el sentido e incluso acabar resultando molesto.

4. Quejarse de todo. Lanzar mensajes negativos que en cierta manera sean subjetivos o particulares puede no ser bien recogido por la audiencia. Nadie invita a una fiesta a un aguafiestas. Todo el mundo puede expresar un mal día en un momento dado, y recibir el consiguiente apoyo de muchos amigos y usuarios, pero abusar de ello puede convertir en un suplicio leer el tablón de actualizaciones… A menos que el objetivo sea escribir una novela por fascículos en el muro de las redes sociales.

5. Autorizar cada App. Hay que tener muy en cuenta qué aplicaciones se utilizan y lo que se promueve, pues cada envío de aplicación llevará asociada la marca empresarial o personal en ese momento.

6. Aceptar a todos los «co-workers», empleados y marcas asociadas. No se debe pasar por alto que los usuarios de Facebook son libres de usar sus perfiles para fines personales y, por tanto, es posible que no quieran compartir su día a día (biografía) con colegas de trabajo, colaboradores o proveedores, entre otros. Cada miembro que se incluye en la red puede aportar un valor para la misma, ya sea positivo o negativo, por lo que hay que tener en cuenta a la hora de agregar contactos.

7. Agregar a «amigos no-amigos». Debe tenerse en cuenta que lo que fundamenta una red de contactos como Facebook es la posibilidad de conectar con gente conocida o afín, ya que una vez se cruce esa barrera los perfiles serán visibles y se dará pie a escribir en muros, etiquetas publicaciones o realizar menciones. Tener en la lista de contactos a «enemigos íntimos» puede suponer tirar piedras a nuestro propio tejado, dando lugar a la aparición de boicoteadores de la imagen pública: ese temido fenómeno conocido como «trolls». Los grandes foros dieron pie a que «trolls» prácticamente profesionales se hicieran grandes y poderosos, actuando desde el anonimato y animando a otros a hacer lo mismo. Al menos, en redes sociales como Facebook, el anonimato es menos común y las propias redes de amigos aíslan a este tipo de usuarios, al igual que en la vida real.

8. Despotricar sin control. Hay que pensar que no es correcto, y menos todavía cuando se habla desde el altavoz de una empresa, criticar servicios, productos o personas concretas. Se habla de Etiqueta, por lo que habrá que tener en mente esa imagen de jefe de protocolo que en todo momento demuestra saber estar por duras que sean las críticas que pueda recibir. Esto no significa que no se pueda tener una línea de pensamiento o un posicionamiento ante un debate determinado, pero siempre deberá hacerse de la forma más correcta posible, lo que permitirá ganar autoridad ante amigos, fans y usuarios que, de esta forma, probablemente apoyen la postura adoptada.

9. Pedir sin dar nada a cambio. No se puede esperar que por pedir a amigos, fans o usuarios que hagan algo lo van a hacer sin más. Siempre hay que liderar, motivar y hacer partícipe a toda la comunidad o, al menos, al máximo número de personas posibles ofreciendo o haciendo que visualicen claramente cuáles van a ser sus ventajas en caso de prestar su ayuda. Ya sea algo tangible o intangible: todo depende del fin y de la causa.

10. ESCRIBIR EN MAYÚSCULAS SIEMPRE. Es muy molesto leer continuamente estados, noticias o publicaciones escritas de este modo. LOS TEXTOS EN MAYÚSCULAS PARECEN MOLESTOS a muchas personas, pues dan la sensación de que se está gritando sin motivo alguno. Para expresar un tono más elevado o hacer énfasis en algo concreto pueden utilizarse símbolos de exclamación.

Fundesem Business School
Sobre Fundesem Business School: La vocación de servicio al tejido empresarial alicantino ha distinguido la trayectoria de Fundesem Business School (FBS). Fundesem es un referente para el empresariado. Además apuesta por una formación avanzada, basada con éxito a los desafíos ...
Ver más artículos de este autor
Topics:

2.0

,

Redes Sociales

LinkedIN
Facebook
Twitter
Youtube