FBR - FORMACIÓN CONTINUA: BENEFICIO PARA LA EMPRESA Y EL TRABAJADOR

FORMACIÓN CONTINUA: BENEFICIO PARA LA EMPRESA Y EL TRABAJADOR

Fuente Externa

Publicación
Publicado el
18 de Marzo de 2022

La formación es una parte esencial en el crecimiento profesional y personal. Además, vivimos en un momento de cambio continuo, como decía Charles Darwin: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan al cambio”.

Cada vez son más las empresas que deciden invertir en sus trabajadores. Porque para que una empresa tenga éxito, los trabajadores deben estar formados, y que tengan una formación continua incrementa la satisfacción y motivación.

Según la encuesta de Goodhabitz, 9 de cada 10 trabajadores creen que las empresas deberían invertir en formación continuada. Esto es el conjunto de acciones formativas realizadas desde la empresa hacia sus empleados. Según el informe publicado por FUNDAE (Formación en las Empresas) afirma que la formación a empleados por parte de las empresas ha subido un 6,6% en el último año.

Ventajas de la formación continua:

  • Mejora las capacidades de los trabajadores. Produce motivación, autoestima y sentimiento de pertenencia.
  • Mejora la especialización y la competitividad de la empresa.
  • Mejor adaptación a los cambios: digitalización, nuevas tecnologías e internacionalización de los negocios.

Para garantizar la supervivencia y el crecimiento de una empresa hay que seguir transformándose. Por ello, la formación de los trabajadores es un factor clave. Hay varios tipos de formación continua:

  • Formación bonificada. La ofrecen las empresas a sus empleados, dependiendo de las necesidades y con cargo de una parte de sus cotizaciones de la SSOO.  Se gestiona a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE).
  • Formación subvencionada. La ofrecen las administraciones públicas, organizaciones empresariales, sindicatos y centros de formación privados financiados con fondos públicos.
  • Formación colaborativa. Impartida por los propios empleados de la empresa.

¿Cómo elegir los cursos de formación?

Para ello, el Departamento de Recursos Humanos debe elaborar un plan de formación, donde analizará las carencias y necesidades formativas ligadas a la estrategia empresarial. Esto ayuda a ver qué departamentos y/o personal se debe formar y en qué áreas. 

Henry Ford dijo: “Solo hay una cosa más cara que formar a un trabajador y que se vaya. No formarle y que se quede”.

LinkedIN
Facebook
Twitter
Youtube