FBR - Cuatro modelos de negocio para rentabilizar una web corporativa

Cuatro modelos de negocio para rentabilizar una web corporativa

Fundesem Business School

Publicación
Publicado el
12 de Julio de 2016
La página web de nuestra empresa no es un mero contenedor de información

La página web de nuestra empresa es indispensable para dar a conocer nuestros productos y servicios en Internet. Pero no es un mero contenedor de información: bien gestionada, una web puede ser una vía más de negocio a través de la que conseguir ingresos, y en muchos casos supone la única forma en la que una compañía consigue sus beneficios.

Para que la página web de nuestra compañía se convierta en un activo rentable podemos aplicar diferentes modelos. Cuatro formas diferentes de conseguir un mismo objetivo; monetizar el portal corporativo en Internet debe ser una máxima a medio plazo para que el éxito de la empresa no tenga ninguna vía de agua por la que se escapen los fondos.

Modelo basado en la venta de publicidad. En este modelo, los anunciantes pagan por insertar su publicidad en la página. El portal se financia con la publicidad, por lo que lo más importante será tener el máximo número posible de páginas vistas y atraer a un target que guste a las agencias y a las empresas que se anuncien. Hay muchos tipos de publicidad online, aunque los más habituales son los banners, los artículos patrocinados o las secciones esponsorizadas, prácticas muy habituales en sitios web de medios de comunicación.

Modelo basado en el cobro a los ofertantes. En esta variante es el usuario que está vendiendo en un portal u ofreciendo algo el que paga para ocupar un puesto en esa página web. No se trata de fijar barreras de entrada como serían el cobro por registrarse o publicar anuncios, lo que limitaría los usuarios y contenidos, sino establecer una especie de comisión por intermediación entre el usuario comprador y el usuario vendedor por el aprovechamiento de la plataforma. 

Modelo basado en el cobro a los demandantes. En estas webs el que paga es aquel que recibe el servicio ofrecido en el portal. Pese a que la mayor parte de los portales basados en este modelo han cerrado por su poca sostenibilidad económica, algunas páginas todavía sobreviven. El sistema consiste en permitir la navegación o el uso de los servicios de la web de forma gratuita hasta cierto punto, a partir del cual ya habría que pagar por ello. Algunos medios de información lo utilizan, permitiendo un número máximo de artículos leídos; también portales de empleo en los que no todas las funcionalidades son gratuitas o hay un techo de contactos en la versión gratuita.

Otras fuentes de ingresos. Algunas empresas han innovado en la forma en que consiguen sus fondos en Internet. Por ejemplo, hay portales que aplican comisiones a la venta de productos de terceros, como los comparadores de viajes o tiendas ajenas insertadas en webs. También se utiliza el cobranding, ya que algunos portales están dispuestos a pagar por servicios únicos y de calidad para ofrecerlos en sus propias webs. Pero, más allá de modelos previamente establecidos, prevalece la imaginación de cada empresario para crear nuevas vías de ingresos y formas de negocio.

Fundesem Business School
Sobre Fundesem Business School: La vocación de servicio al tejido empresarial alicantino ha distinguido la trayectoria de Fundesem Business School (FBS). Fundesem es un referente para el empresariado. Además apuesta por una formación avanzada, basada con éxito a los desafíos ...
Ver más artículos de este autor
LinkedIN
Facebook
Twitter
Youtube