FBR - Cómo dar un buen 'feedback' a tus compañeros de trabajo para que sea aceptado

Cómo dar un buen 'feedback' a tus compañeros de trabajo para que sea aceptado

Fundesem Business School

Publicación
Publicado el
21 de Enero de 2016
El error más común que solemos cometer al expresar nuestras críticas es que las formulamos como quejas personales y así nos las tomamos al recibirlas. Estas son las claves para evitarlo.

Cómo dar un buen 'feedback' a tus compañeros de trabajo para que sea aceptado

El error más común que solemos cometer al expresar nuestras críticas es que las formulamos como quejas personales y así nos las tomamos al recibirlas. Estas son las claves para evitarlo.

El intercambio de información permite que la gente sepa si lo que está? haciendo esta? bien o si debe replantearse, corregir o perfeccionar algún aspecto de su trabajo. Sin crítica no se facilita el aprendizaje ni el progreso. Es necesario hacer saber a las personas lo que se espera de ellas, si se confía en su capacidad y si lo que hacen se adecua a las necesidades reales.

La forma en que se expresan y se reciben las críticas (el feedback) constituye un elemento determinante para la motivación de las personas y los equipos. El error más común que solemos cometer al expresar nuestras críticas es que las formulamos como quejas personales y, en consecuencia, también nos las tomamos de la misma manera, nos indignamos y cargamos las tintas con ironía, y sarcasmo. No es de extrañar que obtengamos a cambio reacciones de defensa, de declinación de la responsabilidad y hasta de pasotismo. Como asegura la terapeuta Virginia Satir, el efecto que suele tener una crítica mal hecha es la desmotivación de quien la recibe para cambiar de actitud a nuestro favor. El ataque personal tiene un efecto negativo inmediato sobre el estado de ánimo de la gente (cosa que todos sabemos por experiencia propia), y sin embargo es más utilizado que el elogio.

En muchos casos esto ocurre porque esperamos a decir las cosas cuando hemos llegado a un punto en el que “ya no podemos aguantar más”; de esta forma no estamos en disposición de controlar lo que decimos. De esta forma se genera un círculo vicioso de la crítica destructiva, que se podría representar de la siguiente manera:

 

Para evitarlo, lo más recomendable es que la crítica sea realizada de manera constructiva, algo que se puede lograr siguiendo el protocolo indicado a continuación:

  1. Decidir previamente qué reacción concreta se quiere provocar (cuál es el objetivo).
  2. Planificar lo que se va a decir y cómo.
  3. Buscar el momento y lugar adecuado.
  4. Empezar reforzando aspectos positivos ya existentes o en curso.
  5. Describir concretamente la conducta a cambiar, sin entrar en juicios de valor (describir secuencias de hechos).
  6. Explicar las consecuencias de la conducta.
  7. Empatizar, manifestar comprensión con sus posibles motivaciones y dificultades.
  8. Asumir la propia responsabilidad, si la hubiera.
  9. Pedir el cambio, solicitando alternativas al individuo, implicándole en la toma de decisiones.
  10. Ofrecer alternativas pensadas por nosotros, si él no ha aportado alternativas útiles o viables, haciéndolo en forma de pregunta (“¿qué te parecería.....?).
  11. Observar respuesta verbal y no verbal.
  12. Reforzar en caso de respuesta positiva (agradecer, animar).
  13. En caso de respuesta negativa reiterada, reevaluar sus motivaciones.

Decir bien las cosas para influir positivamente es, por consiguiente, básico. Lograrlo será más fácil si se tienen en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Sé específico y concreto. Habla de hechos e incidentes significativos, utilizando algún acontecimiento que ilustre las deficiencias a superar.
  • Separa lo que la persona hace bien de lo que no hace tan bien. No escatimes el reconocimiento de sus dotes positivas.
  • Ve al grano, sin rodeos. Di cuál es el problema y sus inconvenientes, cómo te hace sentirte y que es lo que, a tu juicio, podría o debería cambiarse.
  • Ofrece soluciones y alternativas. Da alguna pista, propón opciones.
  • Hazlo personalmente y en privado. Es mejor cara a cara, en una charla íntima.
  • Muéstrate sensible a las respuestas del otro; pon en marcha tu habilidad para la empatía y evita generar en tu interlocutor la necesidad de defenderse.
  • Manifiesta claramente tu respeto por la persona, incluso cuando critiques su comportamiento.

 

 

Fundesem Business School
Sobre Fundesem Business School: La vocación de servicio al tejido empresarial alicantino ha distinguido la trayectoria de Fundesem Business School (FBS). Fundesem es un referente para el empresariado. Además apuesta por una formación avanzada, basada con éxito a los desafíos ...
Ver más artículos de este autor
LinkedIN
Facebook
Twitter
Youtube